#Día10 – No tengo para comer

Rosa agarra el teléfono y llama por videollamada a Paula, su veterinaria y amiga.
¡Hey! Qué bueno verte, ¿le pasó algo a la perra?
No no, está perfecta, va y vuelve con la pelotita. Hoy te llamaba como amiga…
Ay sí Rosa, tantas cosas para charlar, esperá que me muevo así hablamos tranquilas, ¿cómo estás?
 
Ay Pau, si supieras el día de hoy… A la mañana con Roberto escuchamos a un psicólogo que dio una charla espectacular sobre el tema de la cuarentena… Terminamos haciendo una meditación enfocada en agradecer. Si nos vieras, los dos abrazados, emocionados, la verdad es que estamos tan bien… Pero a veces siento una angustia tremenda, como que cada cosa que hace la hace despidiéndose, y es tan difícil Pau…
 
Llora mientras Paula la consuela y le da palabras de aliento. Rosa toma aire y sigue:
 
Por favor, no le digas a nadie de esto, no lo saben ni los chicos, ni Cacho, sólo lo sabés vos. Bueno, te sigo contando, hace un rato me habló por Whatsapp uno de los chicos del hogar. Me saludó y me mostró dos videos de el cartoneando. Le contesté que me alegraba verlo así, trabajando y lo alenté a que siga, que ya va a aparecer alguna empresa que quiera darle trabajo.
 
Escuchá lo que me contestó: “Las palabras no llenan la heladera ni pagan una casa, pero alivian el alma y dan esperanza para seguir adelante, gracias Doña Rosa. Yo con el tema de la cuarentena no puedo salir a la calle a trabajar y, si no salgo, no como Doña. Se me acabó lo que tenía y hace un día y medio que estoy sin comer”. Le contesté seco “En media hora en la YPF de Acceso”.
 
Me mató Pau, me agarró una bola en el estomago que salí disparada a la cocina y puse en una caja todo lo que había en la alacena. Apareció Roberto y me preguntó alarmado qué pasaba y por qué lloraba. Le conté. Nos subimos al auto y salimos. Por suerte no nos frenó nadie. Llegamos a la estación de servicio, lo ví y después de darle la caja le di un abrazo. Me olvidé del coronavirus por un segundo. “Gracias Doña, que Dios le devuelva el doble” me dijo. Y yo quería decirle “Gracias a vos por dejarme volver a abrazar a los que menos tienen”.
 
#PasarseEsComoNoLlegar #CoronaVirus #Cuarentena #Argentina 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.