#Día13 – Nos evaporamos Rosa

Roberto se levanta agitado y transpirado.
Soñé que moríamos Rosa. También partían Cacho, Juan, Vicky, Paula, Diego, la perra y todos los que compartimos esta cuarentena. Moríamos lentamente Rosa. Nos encerrábamos en nuestras casas por un virus sumamente contagioso que no tenía cura. Los medios hablaban de él. Se hacía un conteo en todos los países del mundo de los nuevos infectados y las nuevas víctimas fatales. Todos los días me llegaba al teléfono una notificación de La Nación diciendo: “Virus en la Argentina: se confirmaron dos nuevas muertes y ya son … los fallecidos” y al rato otra que decía “Italia: nuevo récord de muertes”. Moríamos día a día Rosa, éramos decenas de personas que dejábamos este mundo. Pero me retracto, no moríamos Rosa, nos convertíamos en otra cosa. Porque éramos energía y la energía no muere Rosa, se transforma. Como el agua, cuando hierve y se evapora. No decimos el agua se murió, el agua se evaporó Rosa, cambió de estado ¿entendés?
Y eso nos pasaba en el sueño Rosa, nos evaporábamos lentamente, como protagonistas de una historia en la que al narrador se le va acabando la tinta…
 
Pero por suerte fue un sueño Rosita. ¿Sacaste la perra al jardín?
 
#PasarseEsComoNoLlegar #CoronaVirus #Cuarentena #Argentina
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.