Escuchando al flaco

con 1 comentario

9fe24029f95e600bf76abe6ff0dd82deEscuchar a Joaquín es escuchar a ese amigo que nunca falla, ese que nunca erra. Ese que tiene la palabra exacta para CADA momento de tu vida. Es escuchar a tu viejo, es escuchar a tu vieja, es escuchar a tus hermanos, es escucharte a vos mismo. Con más de 20 discos en su haber y miles de poesías para escuchar, Joaquín tiene algo que ningún otro cantante tiene: MAGIA. Me impresiona su capacidad para captar cada momento, cada circunstancia, cada movimiento y plasmarlo en una canción. Me sorprende todo lo que tuvo que sufrir en materia de amor para sacar lo mejor de lo peor, para sacar del bolsillo un lápiz que escribe y dibuja letras que iluminan el cuarto más oscuro de los cuartos. Te dejo algunas para que leas, y después, escuches:

  •  Yo quería quererla querer y ella no.
  • Algunas veces vuelo y otras veces me arrastro demasiado a ras del suelo.
  • Que no te vendan amor sin espinas.
  • Que no te compren por menos de nada.
  • Hay quien dice que fui yo el primero en olvidar.
  • Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.
  • A ti que has detenido con un beso el reloj, a ti que me enfermas, a ti que eres mi envenenada medicina.
  • Yo no jugaba para no perder, tú hacias trampas para no ganar.. Yo no rezaba para no creer, tú no besabas para no soñar..
  • Si quieres quererme, voy a dejarme querer; si quieres odiarme no me tengas piedad.
  • No, no pido perdón. ¿Para qué? Si me va a perdonar porque ya no le importa.
  • ¿Y cómo huir cuando no quedan islas donde naufragar?
  • Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador.
  • No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió.
  • Y si te vas me voy por los tejados como un gato sin dueño, perdido en el pañuelo de amargura.
  • Que adelantas sabiendo mi nombre, cada noche tengo uno distinto.
  • Cuando al punto final de los finales no le siguen dos puntos suspensivos.
  • Me han traído hasta aquí tus caderas, no tu corazón.
  • Este pez ya no muere por tu boca, este loco se va con otra loca, estos ojos no lloran más por ti.
  • Me podrán robar tus días, tus noches no.
  • Y ya nadie me escribe diciendo: “No consigo olvidarte”.
  • Frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera.
  • Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.
  • Y sin embargo cuando duermo sin ti contigo sueño.
  • Y el lunes al café del desayuno vuelve la guerra fría.
  • Los teléfonos que hablan con los ojos.
  • Hay caprichos de amor que una dama no debe tener.
  • En mi casa no hay nada prohibido pero no vayas a enamorarte, con el alba tendrás que marcharte, para no volver.
  • Nos tocaba crecer y crecimos, vaya si crecimos, cada vez con más dudas, más viejos, más sabios, más primos.
  • Ten a bien recibir de mi parte un abrazo de amigo, cuando estalle la guerra estaré en la trinchera contigo.
  • En asuntos de amor siempre pierde el mejor, no me tomes tontita por tonto.
  • Cuando de ella y de mí queden sólo estos versos, los hoteles que un día quisimos compartir.
  • Aquellas banderas de la patria de la primavera a decirme que existe el olvido esta noche han venido.
  • La noche que yo amo no amanece jamás…
  • Damas de noche que en asiento de atrás de un coche no preguntaban si las querías. Aves de paso, como pañuelos cura-fracasos.
  • Por decir lo que pienso sin pensar lo que digo más de un beso me dieron (y más de un bofetón).
  • Qué difícil intentar salir ilesos de esta magia en la que nos hayamos presos.
  • Bailar es soñar con los pies.
  • Y dile que la echo de menos, cuando aprieta el frío, cuando nada es mío, cuando el mundo es sórdido y ajeno.
  • Tenia los pies diminutos y unos ojos color verde marihuana.
  • Tener en cada puerto un amante distinto.
  • Me enamoro de todo me conformo con nada.
  • De alguna manera tendré que olvidarte, por mucho que quiera, no es fácil ya sabes.
  • Mas vale que no tengas que elegir entre el olvido y la memoria.
  • Y algunas veces suelo recostar mi cabeza en el hombro de la luna.
  • Por que amores que matan nunca mueren.
  • Soy muy mal novio, un pésimo amante y peor marido. Pero un estupendo amigo.
  • Hacen falta cosquillas para serios.
  • Hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos.
  • En asuntos de amor siempre pierde el mejor, no me tomes tontita por tonto.
  • Solo me pongo triste cuando alguno, en el momento más inoportuno, me pregunta por ti.
  • Estas ganas de nada menos de ti.
  • Enamorarse, un poco más de la cuenta, era una mala inversión.
  • Aunque nunca me callo, guardo un par de secretos.
  • Ni tú bordas pañuelos ni yo rompo contratos, ni yo mato por celos ni tú mueres por mí.
  • Antes de que me quieras como se quiere a un gato me largo con cualquiera que se parezca a tí.
  • Estoy de vuelta dijo un tipo que nunca fue a ninguna parte.
  • Este ádios no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás.

Vos, ¿conocés alguna?

Un comentario

  1. maitu
    | Responder

    Genio. Es un genio.

¿Qué te pareció la nota? Comentá y dejá tu opinión, ¡me sirve!