Desde adentro

con 2 comentarios

Comparto algunos datos que obtuve en una enriquecedora charla con un actual empleado de TBA.

“Desde 1995 que TBA se encarga del mantenimiento y administración de los trenes. Uno de los grandes problemas que estamos pagando hoy es la falta de inversión del estado. Hace tiempo que no llega plata.

Hace unos meses trabajábamos con 12 formaciones, hoy lo hacemos con 9 y de ésas 9 generalmente salen 6. El estado de los trenes hoy en día es deplorable, tenemos formaciones que tienen muchísimos años. Es muy difícil trabajar así.

Puteamos todo el día, por que no tenemos las herramientas suficientes para trabajar tranquilos, la gente nos putea a nosotros por que somos los únicos que damos la cara, somos lo visible de este quilombo. Yo trabajo hace 17 años acá y hay gente que está hace más de 30 años, que pasaron por varias empresas. No es casualidad que TODOS coincidamos en una cosa: es el peor momento del transporte público. Se esta poniendo duro, entre nosotros, no puedo más..”

Que decir de un pobre tipo, que además de no tener las herramientas necesarias para laburar, tiene que poner la jeta. Laburar sin herramientas, es algo así como llegar a tu oficina y no tener luz, te preguntas ¿para que carajo vine?.. Lo note angustiado, cansado, abatido, en esos 10 minutos que charlamos me repitió 4 o 5 veces “no puedo más..”. Otra de las cosas que me dejo en claro es la falta de inversión, la falta de guita departe del estado, no llega. La solución mas “práctica” para los que están arriba (esos, los que nos gobiernan) es renovar las formaciones (los trenes, pero ahora que estoy en tema tiro palabras raras, un genio), pintarlas y cambiarle los asientos, pero el gran problema esta en las vías. Me hizo la siguiente comparación: “es como tener una Ferrari y andar por una ruta destruida, con el tiempo no te queda nada…”. Me dejo tranquilo, la renovación de las vías es más cara y más costosa que comprar miles de trenes, implica mucho tiempo y también implica suspender el servicio por x tiempo, por ende, IMPOSIBLE..

En este momento estoy viajando en una formación de 1943 (joda, pero debe andar por ahí..), sin AA y con 4 (CUATRO) vagones. Salió de retiro 21:10 hs con gente que viene de laburar, quizás estudiar, pero sobre todo, viene CANSADA.. Cansada de que subirse a un tren sea una odisea, una puta aventura, cuando la batería del cerebro, a esa hora anda por el 4%..

“Y sonó, entre tu y yo el silbato del tren” (Joaquin Sabina, Con La Frente Marchita, 1990).

2 Comentarios

  1. gallardof
    | Responder

    Gracias Patito! Un abrazo grande.

  2. Pato Benavides
    | Responder

    Increibles palabras Fede! Y comparto 100% lo que dijo ese trabajador! Que triste realidad y lo peor es que en este caso uno no puede hacer mucho!!
    Abrazo y fuerza para todos los que tienen que subir a esa aventura todos los días!

¿Qué te pareció la nota? Comentá y dejá tu opinión, ¡me sirve!